Posts tagged: karate

Sep 16 2011

Karate: el poder del Tsuki

El golpe más conocido de las artes marciales, el que primero identificamos como una técnica oriental es, sin dudas el Tsuki.

 

Se identifica fácilmente esta técnica ya que es un golpe de puño totalmente rectilíneo, lanzado al frente, mientras se avanza con la pierna contraria.

 

El puño sale de la cadera con la palma apuntando hacia arriba y acaba lanzado hacia su objetivo con la palma mirando al suelo, es decir, hay un movimiento de rotación.

 

Este movimiento de rotación (que todos hemos visto en las películas de Karate) tiene por objetivo aumentar el poder de penetración del golpe.

Dicho de forma profana, como si intentásemos «taladrar» el cuerpo del oponente. Read more »

Jul 24 2011

El karate-gi, la vestimenta tradicional del karate

Podría pensarse que los practicantes de karate siempre usaron el típico traje de algodón blanco cruzado tipo kimono.

Pero la verdad es que, en sus comienzos y dada las elevadas temperaturas del verano okinawense, las prendas usadas en la por los primeros karatecas se limitaban a un cómodo pantalón corto, llevando el pecho desnudo para poder enfrentar los rigores del entrenamiento.

¿De dónde viene el clásico atuendo entonces?

Según el relato más aceptado, el 17 de mayo de 1921 el maestro Gichin Funakoshi, (padre del karate-do moderno), fue invitado por sensei Jigoro Kano (creador del Judo) a su dojo central en Tokio, el Kudokan, para presentar y demostrar su “karate-jutsu”. La exhibición se realizaría ante dignatarios, políticos y personajes destacados de la sociedad nipona, atraídos por el llamamiento y la recomendación expresa de sensei Kano, en ese entonces una figura muy respetada en todos los niveles. Read more »

Jun 05 2011

El Karate-Do

El karatedo o karate a secas es sin duda uno de los artes marciales más populares en occidente. Y cuando decimos populares nos referimos, más que al número de practicantes, a la imagen firmemente instaurada en el inconsciente colectivo que lo asocia directamente a cualquier demostración marcial. Dicho en otras palabras, cuando el ciudadano normal y neófito ve un artista marcial, seguramente lo primero que piense es “está haciendo karate”, sin importar el tipo de arte. Esta generalización tiene muchos motivos que ahora no analizaremos, pero una de ellas es que durante la ocupación norteamericana de postguerra del Japón, el flujo de información y difusión sobre las diversas artes niponas cruzó océanos y culturas.

La traducción más simple de su nombre (ya que tiene otras más antiguas y más profundas) es kara: mano, te: vacío, do: camino. “El camino de la mano vacía” es el significado más aceptado, aunque el término vacío tiene un sentido mucho más profundo que el de “no usar un arma”. Este vacío se refiere más bien a un estado espiritual donde lo banal y superfluo es sustituido por un estado de serenidad y receptividad. Por supuesto, como en todas las demás artes marciales, el objetivo de perfeccionamiento espiritual a quedado relegado en pos de la simple demostración física. Cosa que afortunadamente algunos adeptos está recuperando de forma individual y a veces colectiva.

Sus orígenes se alimentan de varias fuentes: por un lado el intercambio de estilos duros y suaves provenientes de China y por otro sistemas de combate autóctonos. De estas combinaciones surgieron varios estilos que a la postre encontraron su camino técnico y filosófico en el karate-do. Read more »

Mar 05 2011

¿Qué tipos de artes marciales existen?

Dada la variedad y que, generalmente, unas han influido en otras, a veces por decisiones de sus maestros creadores, a veces por simple intercambio cultural, resulta difícil clasificarlas.

La intención de este artículo es dar una orientación básica para que el neófito, el posible futuro practicante, encuentre lo que busca.

En primera instancia podemos clasificarlas en las que se basan en un sistema de pugilato y las que lo hacen hacen hincapié en la lucha.

Entre las primeras tendremos las típicas técnicas de golpes con manos, pies, codos, rodillas, cabeza, etc. Karate-Do, Tae-Kwon-Do, Kung-Fu (Wu Shu), Kempo, Muai Thai, son algunos de los más conocidos.

Entre las segundas habrá una propensión al uso de agarres, derribos, proyecciones, llaves e inmovilizaciones. Judo, Aikido, Jiu-Jitsu, Chin-Na, son algunos de los estilos que las representan.

Esta “división” no significa que algunas escuelas de pugilato no integren derribos o llaves en su arsenal y que escuelas de lucha descarten el uso de diferentes golpes.

Algunas artes incluyen el uso de las armas tradicionales como complemento: palo largo (bo), nunchakus, tonfas, sable dao, venablo, etc.

Otras, como el Kendo (camino del sable), el Kuydo (camino del arco) y el Iaido (el arte del desenvainado) tratan como única vía de expresión el uso de éstas, no incluyen ninguna técnica a mano desnuda.

La práctica clásica del Tai Chi Chuan (taijiquan) casi nunca es asociada con alguna técnica de ataque o defensa y suele utilizarse exclusivamente como ejercicio para mejora de la salud física y mental. Pero últimamente se han revalorizado sus técnicas y cada vez hay más gente busca aprender sus aplicaciones marciales.

También están las que tiene con una orientación altamente competitiva, como el Full Contact o el Savate y otras que carecen de competencias de combate libre por ser sus técnicas de uso exclusivo para la autodefensa y, su aplicación real, incompatible con una práctica deportiva, como el Wing Tsung, por ejemplo.

Puede decirse que cuanto más antiguo es un arte marcial y más cerca de su raíz tradicional, más lejos de la competición y más cerca de la parte filosófica se encontrará (no por eso serán menos efectivas, sólo es un enfoque).

Las artes marciales de origen relativamente moderno tenderán a la simpleza y el ahorro de movimientos y a un carácter más deportivo (lo que no significa que sus practicantes no desarrollen una filosofía de vida asociada a su práctica).

Por su variedad de estilos, las artes marciales chinas merecen un capítulo aparte, con más de 100 estilos conocidos.

Claro que la elección variará según nuestras posibilidades económicas o geográficas, a veces lo que queremos no esta en nuestra ciudad… o ni siquiera en nuestro país.

Elijamos la que elijamos tengamos en cuenta que es el artista marcial y no el arte, cómo practica y no qué practica, lo que cuenta. Nuestro esfuerzo, constancia, paciencia y humildad son lo que nos definirá como practicantes.

Decir que tal o cual estilo es mejor que otro, es, además de una falta de respeto, una apreciación infantil que va en contra el propio espíritu de un verdadero artista marcial.

¡A practicar!

lord_calaver@

WordPress Themes