Posts tagged: Animales

Feb 16 2012

Gestos gatunos (IV)

Gestos gatunos (IV)

 

El gato es un felino que tiene muy desarrollada su musculatura, incluso en la cara, lo que le permite realizar muchos “gestos” y si a esto sumamos la múltiple combinación que pueden realizar moviendo las orejas, los bigotes, los ojos y el pelo, tenemos un abanico muy amplio de comunicación no verbal.

Las orejas hacia delante indican interés por alguna situación de su entorno, del tipo interés amistoso, ya que si las dirige hacia atrás puede indicar que se encuentra en una situación de amenaza y está dispuesto al ataque.

Otras expresiones que realizan los gatos incluyen el movimiento de los bigotes: si los abren en forma de abanico y los tiran hacia atrás, abriendo la boca, es una posición defensiva, no necesariamente que piensen atacar, es una señal de miedo.

Por otra parte, un gato con los bigotes extendidos a los lados demuestra calma y tranquilidad.

Como todos saben, los mininos tienen una colección variada de ruidos que emiten para comunicarse, que son diferentes según las situaciones y destinatarios del mensaje, incluso entre receptores humanos, de su propia especie o si se quieren comunicar con otros animales.

Los ejemplos mas diferenciados son los sonidos que emiten cuando se encuentran en celo, que son totalmente diferentes a los que pronuncian con su amo, para el que tiene algunos destinados a solicitar comida, otros para solicitar mimos y atención y algunos para demostrar enfado.

Los sonidos se pueden dividir en dos categorías. En la primera se encuentran los maullidos que emiten con la boca abierta y cerrada, tal cual como una conversación. Se les llama sonidos “vocales” y constituyen el auténtico vocabulario del gato, con variedad de modulaciones que hacen de sus maullidos se transformen es un mensaje perfectamente identificable.

La segunda categoría de sonidos incluyen los de mayor intensidad, habitualmente los que utilizan para comunicarse con los demás gatos u otras especies: gruñido del macho que ataca, el bufido del gato amenazado…

Los gatos pueden ampliar su repertorio de sonidos “vocales” siempre que sea estimulados, aunque su expresividad dependerá también de su raza.

Los siameses son considerados los más charlatanes y lo he podido comprobar personalmente durante toda mi vida, porque me han acompañado siempre este tipo de gatos y otros de raza de pelo largo, con los que he tenido ocasión de compartir momentos, efectivamente son bastante mas silenciosos.

Lo que sí está claro, es que los gatos con su “amo” se comunicarán con un mayor lenguaje que con el resto de los habitantes de la casa o de las personas con las que se relacionan.

 

@BlogEcoChica

Abr 03 2011

Adopción de mascotas

Si tienes sentimientos encontrados con respecto a compartir tu vida con una mascota, te puede suceder que cuando vas a hacer la compra en el centro comercial, te detienes frente a la tienda de mascotas y miras el escaparate con indecisión.

Antes de que un impulso te arrastre hacia el interior, debes saber que en éstas tiendas encontrarás todo tipo de especies, incluso animales exóticos, pero es bueno recordar que si quieres la clásica mascota, un gato o un perro, hay otro método para tener un compañero de piso: la adopción.

Como hablé en un post anterior, los refugios rescatan animales abandonados, pero no solo hay ejemplares adultos, muchas veces gatas o perras preñadas son cobijadas y tienen su crías en el refugio. Podrás encontrar cachorros para educarlos a tu manera, si es que tienes reparos en adoptar un ejemplar que ya tiene sus costumbres y manías.

Antes de tomar la decisión de tener una mascota, ya sea adoptada o no, hay determinados factores a tener en cuenta Read more »

Mar 20 2011

Animales en extinción

La extinción es la desaparición de una especie, en este caso animal, sin importar las causas de la misma, pueden ser razones naturales o por acciones y actividades humanas. Una especie se considera extinta cuando muere el último ejemplar de la misma.

Una especie se considera en peligro de extinción, cuando su existencia se encuentra comprometida, ya sea por la depredación directa o por la desaparición de un recurso natural del que la especie depende.

Desastres naturales, cambios climáticos y la intervención del hombre pueden provocar modificaciones graduales o drásticas en el hábitat, que ponen en peligro a muchas especies. Read more »

Mar 04 2011

Alimentos que no deberías dar a tu mascota

¿Cuántas veces ha “caído” de nuestro plato un trocito de comida directo a la boca de nuestra mascota? Un acto que realizamos como un cariño hacia ellos, puede ser perjudicial a largo plazo, si es un hábito cotidiano.

Según la raza, edad, estilo de vida y estado de salud de nuestros amigos, debemos proporcionarle una dieta equilibrada y que les aporte las cantidades diarias recomendadas de proteínas, vitaminas y minerales.

Hay que evitar alimentar a las mascotas con los restos de nuestra comida. La comida humana suele contener salsas, frituras, sal y condimentos que les pueden producir úlceras o diarreas. Suministrar estos alimentos provoca un desequilibrio en su dieta y puede sobrecargar el hígado. En muchos casos el animal tenderá a vomitar, sobre todo si se trata de alimentos muy grasos.

Otra costumbre muy arraigada es darles huesos. Los pequeños pueden ser los mas peligrosos, como los huesos de ave, cordero o conejo, que al romper forman astillas que pueden clavarse en la garganta, o producir perforación de estómago o intestino.

Los que sí se pueden dar son los huesos redondos de res, como los de rodilla o cadera, y trozos de huesos largos como el tuétano que no se astillan, sirven de juguete y fortalecen los dientes.

Todos tenemos la imagen de un perro feliz mordisqueando su hueso. Se cree que así acceden a una fuente natural de calcio, pero la comida especial para perros ya contiene la cantidad necesaria y si faltase, será el veterinario quien lo determine y recete un complemento específico.

El chocolate, además de ser perjudicial por el alto nivel de azúcar que contiene, posee sustancias como la Teobromina y la Teofilina, que en los animales acelera los latidos del corazón, la contracción de las arterias -pudiendo incluso provocar infarto- y también estimulan el sistema nervioso central de forma negativa. Los síntomas del consumo de las toxinas incluidas en el chocolate incluyen sed excesiva, vómitos, diarrea, temblores musculares e hiperactividad.

La leche: los mamíferos, una vez superada su etapa de lactancia, pueden desarrollar una intolerancia a la lactosa. Incluso la mayoría de los animales carecen de la enzima que se necesita para disolver el azúcar de la leche, y esto puede causar vómitos, diarrea y problemas estomacales.

El atún: ningún alimento en exceso es saludable, pero el atún no se puede dar a los gatos con frecuencia. El músculo cardíaco para su buen funcionamiento requiere de una sustancia llamada taurina que el atún no contiene, por lo que si es su única fuente de alimentación pueden desarrollar problemas de corazón.

Existen mas alimentos y bebidas que no debemos darles, pero es cuestión de sentido común, si los queremos bien no les daremos ningún estimulante, como cafeína o alcohol.

@BlogEcoChica

Mar 03 2011

Los derechos de los animales

La Liga Internacional de los Derechos del Animal proclamó en 1978 la Declaración Universal de los Derechos del Animal, aprobada por la UNESCO y por la ONU.

Basándose en la premisa que todos los animales poseen derechos y que por desconocimiento,  el ser humano comete atentados contra la naturaleza y contra los animales, fue necesario la elaboración de una serie de artículos, concretamente catorce.

Muchas de las cosas que se establecen son muy obvias, pero no por eso tenidas en cuenta.

Se debe reconocer que además de nuestra especie, existen otras en este planeta y debemos coexistir pacificamente. Hay que propulsar la educación desde la infancia para la comprensión, respeto y afecto hacia los animales.

El hombre no debería atribuirse derechos de exterminación o explotación, por el contrario, debe poner sus conocimientos al servicio de los animales, para atenderlos, cuidarlos y protegerlos.

Se proclama que ningún animal será sometido a malos tratos, ni crueldad y si es necesario sacrificarlo, su muerte deberá  ser rápida e indolora.

Las especies salvajes tiene derecho a vivir libres en su ambiente natural y a reproducirse; las que conviven con los humanos, derecho a vivir en las condiciones de libertad propias de su especie.

Si escogemos una mascota, la duración de su vida la dictará la naturaleza y abandonarla es un acto de crueldad.

Si no poseemos otro medio y necesitamos que un animal nos ayude en la realización de tareas, el tiempo y la intensidad del trabajo deberá ser razonable, así como su descanso y alimentación.

Todo acto que implique la muerte innecesaria de un animal es un crimen contra la vida y si se trata de un gran número de animales salvajes, es un crimen contra la especie; la contaminación y la destrucción del ambiente natural conducen al genocidio.

Un animal muerto debe ser tratado con respeto y las escenas de violencia de las que son víctimas deben ser prohibidas en los medios de comunicación, salvo que su finalidad sea difundir atentados contra los derechos del animal.

Los humanos somos seres carnívoros, aunque algunos opten por la vida vegetariana, la inmensa mayoría come carne y podemos llegar a preguntarnos: ¿eso es compatible con los derechos de los animales?

La declaración puntualiza al respecto que todo animal criado para nuestro consumo debe ser alimentado, trasportado y sacrificado mediante técnicas indoloras y de esa manera los estaremos respetando.

También dice que los animales no deberían ser explotados para el esparcimiento del hombre, sin embargo, existen circos, zoológicos y exhibiciones. Su participación es incompatible con la dignidad del animal, pero siguen existiendo infinidad de espectáculos.

El sufrimiento físico o psicológico es incompatible con los derechos del animal, pero existen laboratorios que experimentan y prueban productos para que resulten adecuados para el ser humano.

Los gobiernos deben promover organismos de protección y los derechos de los animales deben ser defendidos por la ley, como lo son los derechos del hombre.

Cada uno de nosotros debe concientizarse y analizar qué puede hacer para que se respeten los derechos de los animales.

Cada uno de nosotros puede contribuir.

Solo es cuestión de pensar y actuar en consecuencia.

@BlogEcoChica

WordPress Themes