ago 21 2011

Cómo hacer una conciliación bancaria

La conciliación bancaria es un ejercicio en el que se comparan las partidas que hay en el estado de cuentas que recibe el banco con las partidas que están contabilizadas, o sea, en los libros de contabilidad de los bancos. Así, sabremos si el saldo de las cuentas es correcto.

Si tenemos la cuenta bancaria en línea y nuestros registros bancarios se pueden actualizar en tiempo real, entonces, podremos realizar una conciliación bancaria en el momento que queramos. Se recomienda hacerlo de forma regular y periódicamente -lo mejor es hacerlo una vez al mes-.

Si hay diferencias entre el saldo de la cuenta de nuestro banco y el saldo que ofrecen estos libros contables, puede haber causas como: diferencias entre las cargas y abonos; cargos o abonos que ha realizado el banco en nuestra cuenta, sin nuestro consentimiento, y, por tanto, no quedan contabilizados; errores, que pueden ser del ejercicio de contabilidad o del propio banco.

Un ejemplo de conciliación bancaria: la base será el saldo según el banco, al que se le suma los depósitos en tránsito, depósitos que están contabilizados, pero que no han sido abonados por el banco; o cargas bancarias no contabilizadas.

A esto se le resta: los depósitos según el banco que no han sido contabilizados; cheques girados que no han sido cobrados, o abonos que no han sido contabilizados, según el propio banco. Deberá salirnos el mismo saldo, tanto en la cuenta corriente, como en el libro contable.

¿Sabes hacer una conciliación bancaria? :D

  • Delicious
  • Facebook
  • Reddit
  • StumbleUpon
  • Twitter
  • RSS Feed

No hay comentarios

Aún no hay comentarios.

RSS feed para los comentarios de esta entrada. TrackBack URI

Deja un comentario

WordPress Themes