may 13 2011

Tipos de frenos de bici

La historia del avance de la bici como herramienta deportiva y de diversión, es en parte la historia del desarrollo de un sistema capaz de detenerla, es decir, la historia de los frenos. Al principio los “velocípedos” (aquellas bicicletas con una rueda gigantesca) fueron protagonistas de graves accidentes en los que incluso algún desafortunado perdió la vida. En 1870 se creó la “bicicleta de seguridad”, la bisabuela de las actuales, con sus dos ruedas iguales de goma maciza y precarios frenos de cuchara adelante (detrás se controlaba mediante la fuerza del pedaleo).

Pero el objetivo de este artículo no es hacer historia sino encarar la información práctica.

Los frenos son un elemento fundamental ya que de ellos depende el control que tengamos sobre nuestro vehículo.

Podemos clasificarlos en frenos de llanta y frenos de buje o eje, según la zona en la que actúa el sistema.

Los más populares son los que aplican la fuerza del frenado sobre la llanta, entre ellos tenemos:

 

Frenos caliper

Clásico freno de la bici de carretera. Su sistema no es excesivamente preciso pero si liviano y de mantenimiento simple. Las pinzas de los frenos se accionan por tiro lateral, mediante cable, desde un solo punto sobre la rueda. Ideales para bici de paseo o carretera.

Frenos cantilever

Ya sólo se ven en bicicletas de muy bajo coste o infantiles. Estuvieron de moda hasta finales de los ’90. También actúan por tiro lateral y tenían como ventaja dejar mucho más espacio a la hora de un cambio rápido de rueda. Dependen mucho de la calidad de los tornillos y la posición de los cables. Han sido desplazados por los V-brakes.

Frenos V-brakes

Funcionan con tiro lateral, tienen los brazos más largos y, a diferencia de los demás, el cable se aloja en un brazo y se fija en el opuesto. Son más eficaces ya que ejercen una fuerza más perpendicular sobre la llanta que sus antecesores. Suelen usarse en bicicletas de montaña, incluyendo las de alta competición, por su relación eficacia/peso. En frenos de llanta no existe nada más potente al día de hoy.

 

Entre los de freno de buje (eje) tenemos:

Frenos de contrapedal

Típico freno de las bicis playeras o antiguas. Se acciona invirtiendo el sentido del pedaleo. Su poca potencia compensa su simplicidad.

 

Frenos de tambor

Se componen de dos zapatas opuestas apretando el interior de un cilindro. Al ser herméticos no se ven afectados por la lluvia. Se ven mucho en bicis urbanas y de paseo.

 

Frenos de disco

Ya sean mecánicos o hidráulicos, son los más potentes que existen. Su fuerza bruta los hacen ideales para actividades extremas o con grandes dificultades climáticas, si bien su precio es el más elevado. Tienen muchas ventajas que trataremos específicamente en otro artículo.

 

¡A pedalear!

 

lord_calaver@

  • Delicious
  • Facebook
  • Reddit
  • StumbleUpon
  • Twitter
  • RSS Feed

2 comentarios

  • By Gaider Abdul, 20 enero, 2013 @ 21:56

    Hola Lord!

    Primero que nada veo que todo los post que he leído tuyos contienen información muy interesante, pero carecen de ilustraciones que ejemplifiquen los casos o las piezas de las que hablas.

    Y sé que es muy facil buscarlas en internet (en parte por eso lo sugiero) pero sería mucho mejor aprovechado tu texto si no se tuviera la necesitdad de buscar “x” freno o “y” pieza.

    Ojalá te ayude el comentario.

    ¡Excelente artículo!

  • By Gaider Abdul, 20 enero, 2013 @ 21:58

    Tal vez debí ser más claro: En este en partícular lo que falla es como está acomodado. Saludos!

Other Links to this Post

RSS feed para los comentarios de esta entrada. TrackBack URI

Deja un comentario

WordPress Themes