may 26 2011

La suspensión delantera

La modalidad de bici de montaña es una recién llegada al mundo del ciclismo (principios de los ’70) y la que ha motivado la más grande revolución experimentada por un vehículo: en sólo 20 años dio un salto cualitativo impresionante.

Debido a la experimentación en terrenos cada vez más difíciles, los ciclistas demandaban un mayor control de conducción. Esto desencadenó uno de los avances más importantes en la historia de las dos ruedas sin motor: en 1987, la compañía Trek introducía la primera suspensión delantera para la bicicleta de montaña.  A partir de allí, esto pasó, en poco tiempo, de ser un lujo a ser un estándar de la que disfruta casi cualquier bici montaña.

Las primeras suspensiones eran de pocos milímetros (30mm) pero supusieron un cambio radical en las prestaciones.

La empresa Rock Shoxx evolucionó uno de los sistemas más populares entre las horquillas con suspensión de aquella época, el de elastómeros, que eran piezas de goma de diversa densidad y capacidad de recuperación, que actuaban como muelles. La ventaja era una facilidad de mantenimiento y una durabilidad superior. La horquilla Mag 21 de Rock Shoxx fue todo un hito en la historia de las suspensiones.

Por supuesto, la tecnología evolucionó dejando el paso a los sistemas de muelle y aceite y de aire, mucho más precisos y regulables.

Una horquilla con suspensión, correctamente regulada, cambia totalmente nuestra experiencia en terreno agreste. Ayuda a bajar más rápido y seguro por diversos obstáculos y también permite más tracción al subir terrenos muy empinados, evitando que se encabrite demasiado si la rueda tropieza con algo.

Reduce notoriamente las vibraciones en nuestras manos y antebrazos, desgastándonos menos físicamente.

No hay quien no tenga una historia de cómo su horquilla de suspensión lo ha sacado de un  apuro.

Entre las desventajas está aumentar el peso y el mantenimiento de la bicicleta, además de que absorbe parte del esfuerzo del pedaleo.

Pero dado los avances actuales eso es fácilmente compensable.

El valor de las suspensiones asciende según el sistema interno (aire o muelle) y según la capacidad de regulación.

Más regulaciones, más dinero.

 

¡A pedalear!

 

 

lord_calaver@

 

  • Delicious
  • Facebook
  • Reddit
  • StumbleUpon
  • Twitter
  • RSS Feed

No hay comentarios

Aún no hay comentarios.

RSS feed para los comentarios de esta entrada. TrackBack URI

Deja un comentario

You must be logged in to post a comment.

WordPress Themes